Cometas

Blancas como un hueso
las nubes jineteaban los techos
de barro de las montañas.

Desde la frontera
los hilos tiraban de los niños
y sus siluetas ascendían
hacia el sol de polvo.

Era el final de los días de sufrimiento.

Huérfanos, desposeídos,
con los ojos limpios cual huevos o ciegos,
volvían al sueño de lo conocido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close