Aves

Hablaba una lengua que debía acercarme a las cosas.
Pero la palabra amor para un ave es menos importante
que el tintineo del maíz en el plato. A mí las palabras
me alejaron del mundo. Yo era más parecida a un animal
que prefería sombra y comida. La lengua entre los dientes
diciendo te amo era una mentira cuando siempre
hubo un llanto al que nadie respondía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close