Huaraches

Se podía correr muy bien con huaraches de cuero.
La suela recordaba su pasado de llanta.
El aire hacía sentir libres a mis pies.
Una cantaleta me hizo quitármelos. Ponte los zapatos.
Ellos decían que era cosa de la tierra.
Luego descubrí que tenía que esconderme
dentro de un disfraz. De conservarlos
nunca dejaría de ser una india.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close